Siempre con americana

Ya sea en tonos más claros u oscuros, la americana es uno de los atuendos masculinos más elegantes, tanto para el día a día como para muchas ocasiones formales. Las infinitas posibilidades de combinación con otras prendas nos permiten adaptar el look a cada momento concreto. Camisas estampadas, polos, zapatillas… Conviene contar con varias americanas en el armario, ya no solo de colores diferentes, sino también con estampados distintos, y de botonadura simple o doble. La que llevo hoy es azul marino con detalles en ante, de punto ligero ideal para el verano. Sea cual sea tu estilo, opta por la americana.

Prescinde del traje en la oficina

La forma de vestir en el trabajo, a medio camino de lo formal y lo informal, es cada vez más habitual. Hay muchas empresas en las que el código de vestimenta se relaja y se vuelve indefinido. Vestirse es mucho más divertido si puedes dejar de lado el clásico traje gris o marino. ¿Qué podemos llevar en estos casos? Opta por unos chinos, una camisa lisa o con estampado clásico (cuadros o rayas) y americana slim. Recuerda que las azules y celestes te darán un toque más veraniego. Innova más con las combinaciones, viste más cómodo y pon más énfasis en los complementos, como el pañuelo de la americana.

Casual urbano

Con un aire sport e informal, las sudaderas son prendas aptas para múltiples situaciones, e ideales para estos días en los que ya nos van sobrando las prendas de abrigo. ¿Cómo combinas tu sudadera favorita? Te propongo un look que no te fallará para tu días más casuales. Sudadera azul marino lisa (conjunta con todo, y te cansará menos que una con grandes letras estampadas), camisa azul, y pantalones chinos color camel. Conseguirás un look deportivo, urbanita y joven. Y tú, ¿ya tienes tu sudadera para esta primavera?

Sahariana de piel

Con el cambio de temporada nos vamos desprendiendo de las piezas de más abrigo, y la cazadora sahariana adquiere protagonismo. De piel color natural, en su versión más clásica y urbana, con cierre de botones y bolsillos frontales, es una pieza que no puede faltar en tu armario en primavera. Si tuviéramos que definirla podríamos decir que nos recuerda a la empleada por aventureros que viajan a paraísos naturales o de safari: cómoda, con mucho estilo, y con un sinfín de posibilidades.

A cuadros

Dando la bienvenida al mes de marzo, una prenda toma de nuevo el protagonismo: la eterna camisa. Para lucir informal, las camisas de cuadros son las que mandan esta primavera, que serán sustituidas por lisas, de rayas o con estampados cuando llegue el calor del verano. Pero no es lo mismo de siempre, pues algo tan clásico como las camisas de cuadros también se pueden renovar. ¿Qué nos depara esta primavera? Colores cálidos, como los verdes, naranjas o amarillos se estampan en tejidos confortables como el algodón, haciendo que tu camisa sea cómoda y relajada. Recuerda, ponerle cuadros a nuestro look sigue siendo tendencia.

Tiempo de cazadora

Para que no te pillen desprevenido esos chubascos de temporada, no olvides una cazadora ligera o de tejido técnico. Pocas prendas son tan útiles y funcionales como la cazadora. Abriga, protege del frío, la lluvia y si te pilla un chaparrón sin paraguas, las que tienen gorro interior te salvarán de la situación. Es una prenda casual, informal, pero que puede cambiar mucho el estilismo si la combinas de diferentes maneras. En color azul marino es combinable tanto para tus looks deportivos como para los más urbanos. Combina muy bien con casi todo, y si te acostumbras a llevarla, no podrás vivir sin ella.

Colores vivos en invierno

No es raro que con la llegada de los fríos los armarios masculinos se llenen de oscuridad. ¿Pero por qué no vestir colores vivos también en invierno? Dale un toque preppy a tus conjuntos con combinaciones de camisa y jersey con pantalones chinos de colores vivos, y calzado clásico (aunque siempre teniendo cabida las sneakers para un toque más sport-urbano). Por supuesto tenemos que hacer frente al invierno, así que el punto es claro protagonista en tus conjuntos de invierno. Sin duda, en la variedad está el gusto.

Guantazo al invierno

No hay nada como la sensación de salir a la calle en invierno con las manos calientes, y para ello cada vez hay más propuestas en el mundo de la moda, con guantes de todos los estilos y tejidos. Me gustan los guantes como accesorio de moda y me gusta proteger mis manos del frío con un buen par de guantes. Entre los complementos masculinos no pueden faltar unos de piel para mantener las manos protegidas del frío y de la humedad exterior. Los guantes dan un toque de distinción, son un accesorio que no echáis en falta si no los lleváis, pero que dice mucho de vuestro estilo cuando los añadís a vuestro look de invierno. Tus manos no tienen excusa si pasan frío esta temporada.

Días de nieve

En invierno, muchas personas se quedan en casa aprovechando que la ciudad se queda sola para poder disfrutarla al máximo, pero hay algunos que salen en busca de experiencias más gélidas como lo son esquiar en la nieve. Para éstos últimos hay infinidad de opciones en equipo y prendas abrigadas para no congelarse, como la chaqueta acolchada de Santa Gallego que hoy te propongo. El frío no llegará hasta ti gracias al cuello alto, a los puños elásticos, al forro polar interior y al cierre con cremalleras que ofrece una alta resistencia climática. Su diseño, funcional y urbano al mismo tiempo, hace que pueda ser usada tanto en la nieve (es impermeable), como en la ciudad.

Protege tu garganta

Mantener la zona de la garganta caliente y protegida no es sólo un síntoma de precaución, también puede convertirse en todo un detalle de estilo, siempre que sepamos elegir y llevar correctamente la bufanda o el foulard. Y es que estamos hablando de dos prendas imprescindibles en el armario de cualquier hombre, tenga el estilo que tenga, ya que es una prenda válida para los looks más clásicos, así como para los más casuales y bohemios. Evidentemente colocarse una bufanda no tiene ningún misterio, se puede hacer de tantas formas como uno quiera, y es que al igual que con las corbatas, las formas de llevar una bufanda o un pañuelo pueden ser variadas.